España es uno de los países del mundo con mayor número de bares por habitante. Según un reciente estudio de la consultora Nielsen*, somos los europeos que más comen fuera de casa, llegando hasta un 56% los que prefieren los bares como primera opción.

La restauración en España es una forma de ocio consolidada, rentable y popular, en la que el “tapeo” se ha convertido en un hábito muy apegado a la cultura social.

Si no temes invertir en un mercado con una dura competencia, montar un bar de tapas continúa siendo una opción de negocio ganadora. Pero, ¿cómo hacerlo con poco presupuesto? Desde nuestra experiencia como proveedores de equipamiento para bares, te sugerimos estas 5 claves para montar un bar con bajo presupuesto o low cost.

  1. LOCALIZACIÓN ESTRATÉGICA

Si quieres montar un bar y no quieres bajar la persiana antes de lo previsto, tienes que saber que la localización de tu establecimiento es un factor clave. Muchos empresarios prefieren localizar su bar en el entorno de otros bares. Suelen tener más oportunidades los negocios de restauración que sitúan en una zona con movimiento comercial y de ocio, que arriesgarse en solitario, con la excepción de las zonas nuevas residenciales o con implantación de grandes empresas.

Desde QUALITYFRY recomendamos priorizar locales con alto valor comercial,  aunque carezcan de las instalaciones adecuadas para cocina, como por ejemplo salida humos, ya que con la tecnología hostelera actual es posible ofrecer un servicio de cocina sin necesidad de campanas extractoras. La freidora Fast Chef Elite posee un sistema de filtros que permite freír sin humos, reduciendo los olores hasta en 94%, una gran variedad de platos salados y dulces, que permiten crear y dar sostenibilidad a un bar de tapas, como se verifica en negocios de éxito como La Sureña, MásQMenos o El Papelón, que ya trabajan con este equipo.

  1. CUIDAR EL PRODUCTO

Los bares de tapas “mono productos” conectan cada vez más con el cliente. Especializarse en un producto con el que el cliente puede identificar el negocio o introducir un producto que diferencie tu propuesta del resto de competidores, está siendo una tendencia de éxito. Es fundamental volver a situar al producto en el corazón del negocioaportando cocina de mercado y calidad en las elaboraciones. Recomendamos diseñar una carta de tapas breve pero que mantenga el respeto por los productos de temporada. Menos es más en un bar low cost.

  1. RELACIÓN CALIDAD-PRECIO

Con la crisis ha cobrado mucha importancia la variable precio. Un modelo de hostelería low cost necesita un gran control de gastos, sin abandonar la calidad en la oferta. Hemos constatado a través de nuestros clientes que la introducción de productos fritos mejoran la rentabilidad del negocio. Los productos fritos tienen un mayor margen de beneficio entre el coste de la materia prima y el precio de venta del producto. Tenedlo en cuenta a la hora de diseñar vuestra carta de tapas.

  1. EXPERIENCIA DEL CLIENTE

El siguiente factor relevante para que un bar funcione es lograr que el cliente se sienta bien atendido. Y eso es algo en lo que intervienen varios factores, no se trata sólo de un servicio de camareros profesional, también influyen los tiempos de espera, el ambiente que se crea en el establecimiento, la limpieza del local y la visibilidad del producto. Muchos bares comienzan a incorporar la cocina a la vista del cliente. Es más transparente y ofrece confianza. Podéis contar con equipamiento de cocina compacto y seguro – como la freidora Fast Chef– que se puede colocar en la contrabarra.

  1. DECORACIÓN E INTERIORSIMO

Destina parte de tu presupuesto a crear un ambiente con personalidad propia. Con poca inversión es posible transmitir la imagen de un espacio de restauración moderno, confortable y por tanto, diferente. A través del diseño interior se busca proyectar una imagen global de calidad, que se extiende a la propuesta gastronómica y al servicio al cliente.

La hostelería es uno de esos negocios que demandan una entrega incondicional. Largas jornadas laborales para adaptarse a las franjas horarias de los consumidores y un control estricto de gastos e ingresos. Este tamaño esfuerzo no te conducirá a la viabilidad del negocio si no tienes una propuesta que te diferencie y la atención al cliente no es satisfactoria. No siempre se necesita una gran inversión para conseguir que un bar de tapas funcione, en ocasiones, seguir los pasos adecuados convierte el low cost en factor de éxito.

*Copyright @ Nielsen Company. “El estilo de vida de los españoles”. 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *