Las franquicias de comida rápida o informal ponen en valor nuestra Fast Chef Elite, una máquina automática que contribuye a aumentar la facturación hasta en un 40% en este tipo de modelo de negocio. Ven a conocernos a Expofranquicia 2017 en el stand 7G14 del Pabellón 7 en el recinto ferial IFEMA, en Madrid.

Fast Chef Elite se ha integrado perfectamente en el sistema de franquicias de restauración, aportando un plus en términos de rentabilidad. Enseñas como La Toná, MasQMenos, 100 Montaditos, La Sureña, Taberna del Volapié y El Papelón, han encontrado en la tecnología ecofry de esta freidora automática un aliado perfecto. La tecnología sin humos y sin olores ha contribuido a aumentar hasta en un 40% la facturación en este tipo de establecimientos.

¿Qué aporta Fast Chef Elite a las franquicias de restauración?

1- Localización ideal para tu negocio:
El equipamiento de hostelería puede condicionar la selección del local. La tecnología Fast Chef, para locales sin campana extractora o sin cocina, abre por primera vez la posibilidad de elegir aquellos establecimientos mejor ubicados, con un menor coste de alquiler y sobre todo, donde no se demande una gran inversión en la infraestructura de cocina para la instalación del negocio.
Los establecimientos franquiciados pueden acceder a espacios de restauración sin salida de humos en las principales calles comerciales, en espacios diáfanos dentro de grandes superficies o en zonas de tránsito de estaciones y aeropuertos, una gran ventaja para conseguir la mejor rentabilidad.

2- Ahorro de costes: personal, energético y de producto
El coste de personal no aumenta, ya que no se precisa de personal cualificado para utilizar la Fast Chef Elite. Se amplía el servicio, pero no los gastos en personal. La freidora automática ejecuta, con sólo apretar un botón, 8 programas de fritura y tres diferentes modos de freír – en raciones individuales, proceso continuo y pochado-, consiguiendo un mismo estándar de calidad de fritura en todos los locales de la enseña.
La tecnología ecofry consigue que el coste eléctrico de operación se reduzca en un 50% con respecto a una freidora tradicional. Mediante la correcta eliminación del vapor de agua producido durante el proceso de fritura y la reducción del contacto del aceite con la luz y el aire, esta máquina de fritura compacta y cerrada prolonga la vida del aceite y asegura su calidad.
3- Rapidez y estandarización de los procesos de cocina
Es una máquina capaz de freír de manera autónoma acortando los tiempos de cocina. Permite freír en apenas 3 minutos varios tipos de alimentos (salados y dulces) al mismo tiempo o de manera consecutiva, sin mezclar los sabores y consiguiendo un alto estándar en la calidad de la fritura en todos los locales de la enseña. Además, es un equipo que se traslada con gran facilidad de una zona a otra del establecimiento, ofreciendo en cualquier espacio de restauración un servicio de cocina de primer nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *