cocina_-urbana_fast-good2

En la sociedad actual, la comida rápida se ha hecho un hueco en el modo de vida de gran parte de los habitamos las ciudades. Las influencias del street food y la restauración informal forman parte ya del lenguaje de una gastronomía española en plena evolución, posicionada a la vanguardia culinaria. No asombra entonces que lleguen reconocimientos internacionales a través de chefs como David Muñoz, que han apostado por incorporar la cultura urbana a sus innovaciones, ni que una de las más importantes citas gastronómicas de este año, MadridFusión, se celebre a partir del próximo 27 de enero bajo el lema “La inspiración está en la calle”

Las ciudades ven crecer los establecimientos que ofertan alimentos de rápida elaboración, cuyo proceso de preparación es ágil y sencillo, y donde muchas veces el consumidor  es su propio camarero. Sin embargo, la percepción que asociaba la cocina rápida a la de comida de baja calidad a bajos precios ha cambiado radicalmente. La difusión y consolidación de una importante cultura gastronómica en España y los avances hacia una alimentación más sana, con producto de temporada y de calidad, han demandado que los negocios de comida rápida se reinventen dentro de las nuevas corrientes de la hostelería y la restauración.

calle-inspiracion

Por otra parte, el autoempleo ha atraído a nuevos emprendedores, antes ajenos al gastrosector, que están aportando modos creativos de elaborar, presentar y vender cocina informal, comida rápida , o lo que llamamos fast good, en oposición al “fast food”. Sin duda, los ajustados costes de este tipo de inversión (proceso productivo ágil y flexibilidad en el servicio)  hacen que sea un modelo muy apetecible para los que han decidido comenzar la aventura de la restauración. Comida sencilla, original, sana y completa son las claves de la nueva comida rápida.

El nuevo fast good apuesta, además, por establecimientos con una atractiva decoración. El espacio físico en donde se localiza el negocio se cuida al máximo en tanto forma parte del producto/servicio. Decoración vanguardista de colores vivos y mobiliario de diseño transmiten la imagen de un espacio de restauración moderno, confortable y por tanto diferente. A través del diseño interior se busca proyectar  una imagen global de calidad, que incluye por supuesto las materias primas que componen los alimentos que se consumen y una elaboración saludable.

Fritura tradicional, automática y sana en el fast good

De este nuevo concepto participa Fast Chef Elite, la freidora más innovadora de equipamiento para restauración y hostelería. Fast Chef Elite lograr freír los productos de manera automática y autónoma en un tiempo récord, lo que ayuda a solucionar un servicio rápido al cliente en establecimientos fast good.

Además, consigue una fritura tradicional porque gracias a su especial diseño minimiza las pérdidas de calor, manteniendo el aceite a la temperatura óptima. Mantener el aceite sin alteraciones durante el proceso de fritura garantiza la forma más saludable de freír ese producto que con tanto mimo artesanal se ha preparado y que se ofrece con la inmediatez que demanda el cliente.

La freidora automática Fast Chef Elite utiliza una tecnología avanzada que consigue freír de manera saludable y sin mezcla de sabores, mejorando los resultados obtenidos mediante la fritura en una cocina convencional. Su avanzado sistema de filtros extrae del aceite el agua y las partículas activas, consiguiendo de este modo una fritura perfecta.

Por otra parte, cada vez más los establecimientos de cocina urbana incorporan la freidora automática Fast Chef Elite debido a su gran versatilidad para la instalación en espacios sin salida de humos. El diseño compacto y seguro de este equipo de fritura contribuye a que pueda estar visible al público que aprecia el proceso de elaboración de su comida, lo que ofrece seguridad y confianza.

La investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) en equipamiento para hostelería y restauración se han convertido en una de las claves que – aunque pocas veces  reciben el reconocimiento necesario- han contribuido de manera sustancial a impulsar las nuevas reglas de la cocina urbana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *