QUALITYFRY, junto al colaborador de Vestfold Fulg, participó con la freidora automática FAST CHEF ELITE en la mayor feria de los países nórdicos dedicada a la comida rápida e informal. La expo FASTFOOD & CAFE RESTAURANT 2015, celebrada el 11 y 12 de febrero en Lillestrom, Noruega, reunió a más de 300 expositores que investigan y desarrollan productos y  equipamiento para la mejora de la calidad de los alimentos y los procesos de cocina en este sector de la restauración.

Si bien es cierto que España e Italia – según un reciente estudio de la EAE Business School*–  están entre los países industrializados en los que menos fast food se consume, llama la atención cómo ha crecido durante los últimos años en nuestro país el gasto por persona en comida rápida. Una variada tipología de servicios de restauración de comida rápida e informal  (restaurantes sin servicio en mesa, take away, stands o furgonetas, etc.) han conseguido diversificar y vehicular en España un modelo fast good que apuesta por la calidad del producto a precios asequibles.

La comida rápida está evolucionando en el ámbito nacional hacia destinos que explican los movimientos foodtruck o de comida callejera, como el celebrado este fin de semana en Madrid (MadrEAT) con la presencia de más de 50 camionetas, carritos y tenderetes que conjugan la más alta gastronomía nacional e internacional -incluyendo restaurantes con estrella Michelin-  a precios populares. Cada mes, QUALITYFRY participa en este evento gastronómico con la freidora automática FAST CHEF ELITE, que a bordo del foodtruck de la Taberna Arzábal ofrece una cocina ecofriendly -que no emite ni humos ni olores-, contribuyendo a mejorar la huella ecológica en el entorno urbano en el que se inserta este tipo de negocio.

La comida rápida es sin duda un mercado emergente que está cambiando las reglas del juego, o creando sus propias reglas, en Europa. Las previsiones de este negocio en España -según el mencionado estudio EAE Business School-  son de crecimiento. En 2016 aumentará el gasto en este tipo de comida hasta alcanzar los 1.930 millones de euros, lo que supondría destinar 68 millones de euros más que en 2013 (un 3,65% más).

*El gasto en comida rápida 2014. EAE Business School 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *