franquicia-fast-chef-elite

Terminamos 2013 con la certeza de que la restauración informal y la comida rápida habían llegado a nuestras vidas para quedarse. Las cifras de cierre del año en el gastrosector lo evidenciaron: mientras  el volumen de negocios de la restauración tradicional caía un 6%,los ingresos de los restaurantes sin servicio en mesa crecían un 0,8%, principalmente debido a la rápida evolución de los locales de comida rápida, cuya facturación aumentaba hasta un 2,3% – según recogía el informe “Cadenas de restaurantes”  de la consultora DBK (Grupo Cesce) publicado en Profesional HORECA

En este crecimiento, que muchos analistas atribuyen a la orientación de los consumidores hacia establecimientos de precios ajustados y a la implantación local de tendencias internacionales más acorde con la inmediatez de la vida diaria-, las franquicias de restauración han destacado especialmente. Las franquicias dedicadas a la comida rápida o informal crecieron en 2013 hasta un 5,4% más que el año anterior, y se prevé como un modelo de negocio que mantendrá su ventaja competitiva en 2014.

Han sentado sus bases sobre un consolidado gusto del mercado español por la cocina de tapas, aportando además nuevos conceptos en el diseño de los espacios que atraen a nuevos públicos. Además de ampliar la gama de productos ofertados en este tipo de modelo de negocio, proyectándose más allá de las habituales pizzerías o hamburgueserías, las franquicias de restauración también han querido aportar innovación y originalidad a precios asequibles.

Claves del éxito de las franquicias de restauración

Una de las claves de éxito de las franquicias de restauración de cocina informal reside en la rentabilidad del tipo de producto que se ofrece y en el equipamiento seleccionado para desarrollar el negocio.

fast-chef-elite_fritos

Los productos fritos son de los más rentables para los negocios de restauración. El margen existente entre el coste de la materia prima y el precio de venta de las raciones es considerable. Si a ello se suma la utilización de maquinaria para freír que precise una mínima intervención del operario, consiga un mínimo consumo de aceite y un bajo gasto eléctrico, el retorno de la inversión está asegurado.

Uno de los equipos de fritura más revolucionarios del mercado para desarrollar el modelo de restauración informal es nuestra Fast Chef Elite, que permite 8 programas de fritura para realizar gran variedad de recetas, y tres diferentes modos de freír: raciones individuales, proceso continuo y pochado.

Pero el gran valor añadido de Fast Chef Elite en el mercado de franquicias es la capacidad de ubicarse en cualquier lugar del establecimiento ya que es un máquina de fritura compacta que ofrece gran seguridad en su manipulación, evita los olores a fritura y está certificada para espacios de restauración que no tengan salida de humos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *