La cocina urbana, y en especial la cocina informal, se está consolidando dentro de las nuevas prácticas empresariales. Un ejemplo de ello es que en apenas un par de meses Madrid se convertirá en la capital mundial de la gastronomía con la Cumbre Internacional de la Gastronomía MadridFusión, este año bajo el lema “La inspiración está en la calle”. La cocina informal emerge como una forma de reinterpretar formatos del gastronegocio, donde además de un ahorro en costes se busca la singularidad a través de una oferta divertida y sencilla.

cocina_informal

Los grandes chef de la cocina española se han sumado a esta tendencia. El chef Andoni Luis Aduriz (con dos estrellas Michelin y tres soles Repsol en Mugaritz) prevé que para 2014 se abrirán restaurantes “más desenfadados, de cocina más informal y precios más asequibles”. Otros grandes cocineros como Paco Roncero, Quique Dacosta o Sergi Arola intentan también acercar su cocina a la clientela foodie* a través de sus restaurantes en Madrid.

Pero la verdadera revolución en la cocina informal está ocurriendo de la mano de los emprendedores anónimos, ajenos al gastrosector, quienes están funcionando como uno de los motores principales en la dinamización del negocio y a quienes Fast Chef Elite puede echarles una mano. Ellos podrían ser los protagonistas de ese repunte de un 2,6% de las venta en bares y restaurantes, según datos recogidos por la Federación Española de Hostelería (Fehr) en octubre de 2013.

Nuevos Gastroempresarios

Estos nuevos gastroempresarios basan sus fórmulas anticrisis en un concienzudo sentido de los costes, en los que la inversión de maquinaria hostelera tiene un papel fundamental. Nuestra experiencia con Fast Chef Elite en el modelo de negocio de cocina informal, es que una freídora que puede adaptarse a espacios sin salida de humos y se traslada con gran facilidad a espacios de degustación, zonas exteriores de venta y presentaciones de ofertas ofrece una gran versatilidad para promocionar el negocio.

imagen_playa

Reinventar el negocio de la gastronomía pasa también por ofrecer productos de alta calidad, elaborados o directos de la huerta, que pueden ser preparados con mucha rapidez y sin necesidad de una mano experta, ya que la tecnología, como es el caso de Fast Chef Elite, permite freír una gran variedad de productos en menos de 3 minutos y de manera totalmente automática.

La cocina informal se presenta como un nicho no explotado en España donde sobre todo los nuevos emprendedores del gastrosector están llamados a liderar negocios imaginativos, divertidos y accesibles a todos los bolsillos.

* Término inglés que define a un apasionado de la gastronomía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *