fritura-de-calidad

Es un hecho: los fritos tienen mala reputación. Si buscamos en Google “fritura y salud”, la mayoría de los resultados serán negativos, o cuando menos tendenciosos. Sin embargo, la fritura es un de los métodos de cocinado más sanos que existen, y forma parte de la Dieta Mediterránea, considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (2010) y garantía de longevidad, como así se verifica en los países que la consumen. ¿Cómo se explica esta contradicción? ¿Cómo se explica que en países europeos como España, Italia o Grecia, con mayor consumo de grasas que Estados Unidos, tengan menor incidencia las enfermedades cardiovasculares?

La tradición gastronómica mediterránea ha refrendado durante cientos de años lo que los científicos han conseguido aclarar recientemente: el consumo de alimentos fritos saludables está condicionado por los procedimientos de fritura y por el aceite utilizado. La inversión en la calidad de la fritura es parte fundamental del éxito o fracaso de la incorporación de los fritos a nuestra vida y también a nuestro negocio de restauración. La selección adecuada, en un entorno profesional, de una freidora automática que no mezcle sabores y mantenga la calidad y temperatura del aceite (si es oliva o alto oleico, mejor),es fundamental para conseguir una fritura sana y de gran sabor.

fingerballs-fast-chef-elite
Fast Chef Elite, una freidora avanzada tecnológicamente que garantiza el control de calidad de la fritura.

Con la freidora FAST CHEF ELITE se consigue, mediante el proceso de fritura desarrollado por QUALITYFRY, que cada producto tenga una cobertura crujiente y que sólo una mínima cantidad de aceite penetre en su interior. También se consigue “cerrar” rápidamente los poros del producto durante la fritura, lo que evita que un alimento transmita su sabor a otro, incluso aunque se frían al mismo tiempo y en el mismo aceite.

La textura crujiente en los rebozados, los matices gastronómicamente atractivos en el dorado de los alimentos fritos y el sistema de escurrido de la FAST CHEF ELITE, son cualidades difíciles de imitar en una freidora convencional.

Por qué incluir los fritos en nuestra carta

En términos de salud, la prestigiosa  British Medical Journal  rompió  todos los  falsos mitos con respecto al consumo de fritos cuando demostró con el estudio Consumption of fried foods and risk of coronary heart disease: Spanish cohort of the European Prospective Investigation into Cancer and Nutritionstudy (2012)”, realizado a  más de 40.000 adultos durante 11 años, que no existe una relación directa entre las enfermedades cardiovasculares y los fritos.

Además, la reciente publicación del principal ensayo clínico de intervención dietética en España, realizado por PREDIMED (PREvención con DIeta MEDiterránea), ha confirmado que el aceite de oliva, los frutos secos y los fritos mediterráneos incorporados a la dieta, disminuyen en más del 30% el peligro de sufrir fibrilación auricular, un tipo de arritmia que afecta a una de cada cuatro personas. Estos resultados, que han sido el trabajo de 19 centros de investigación durante 10 años, han supuesto un antes y un después en el campo de la nutrición a nivel internacional, poniendo en entredicho incluso las recomendaciones dietéticas de  la American Heart Asociation.

En términos de negocio, los fritos también son una gran oportunidad:

Los productos fritos son de los más rentables para los negocios de restauración. El margen existente entre el coste de la materia prima y el precio de venta de las raciones es considerable. Si a ello se suma la utilización de una freidora como FAST CHEF ELITE, que precisa una mínima intervención del operario, consigue un mínimo consumo de aceite y un bajo gasto eléctrico, la rentabilidad está asegurada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *