fast-chef-elite_terrazas

Por fin dejamos atrás los abrigos y enfrentamos con esperanza el buen tiempo y con él, la recuperación de los negocios de hostelería y restauración en España. Durante los primeros meses de 2014, el sector hostelero ha registrado un incremento del 1,6%, – la mejor cifra según FEHR* tras el desplome continuado desde 2008. Por otra parte, el último informe del Instituto de Estudios Turísticos, prevé que nuestro país superará en el segundo trimestre de 2014 los 17 millones de turistas extranjeros, un 9,6% más que en el mismo período del año anterior.

La fama nos precede. Somos lo europeos con más arte para la “caña” y el “tapeo”,con más de 200.000 bares distribuidos por toda la geografía nacional. Nuestra Alta Cocina es referente internacional– 7 restaurantes españoles, se encuentran entre los 50 mejores del mundo, 3 en el Top 10-,y  la gastronomía es uno de los principales valores diferenciadores de la marca España. Los pronósticos turísticos y las previsiones de consumo auguran una coyuntura favorable, pero, ¿Aprovechamos todas las posibilidades de nuestro negocio para atraer clientes en esta época del año?, ¿Explotamos todos los espacios disponibles en nuestro local?, ¿Flexibilizamos nuestra oferta gastronómica?

Los bares, restaurantes y cafeterías, ya sean chiringuitos de playa o restaurantes de ticket medio-alto, buscan fórmulas para sacar sus cocinas a las terrazas, piscinas o espacios públicos. ¿Cómo ofrecer platos de calidad, en apenas tres minutos, que acompañen a los cócteles del verano?, ¿Cómo afrontar una demanda de servicio sin el equipamiento de cocina necesario?: Con la freidora más innovadora del mercado FAST CHEF ELITE.

FAST CHEF ELITE es una freidora diseñada especialmente para los modelos de cocina informal, su diseño compacto y seguro y su avanzada tecnología de filtros, que minimiza radicalmente humos y olores, permite ubicarla en espacios exteriores o cocinas sin salida de humos. Además se traslada con gran facilidad a zonas de degustación, terrazas y zonas exteriores, ofreciendo la versatilidad necesaria para atender la demanda que se produce en los meses de primavera y verano.

Fast chef elite en terrazas
Todo tipo de terrazas abren nuevas oportunidades de negocio: piscinas de hoteles, terrazas en restaurantes de zonas financieras, espacios exteriores de gimnasios en el centro de las ciudades y los habituales espacios de playa.

Pero reinventar y flexibilizar el negocio de la hostelería pasa también por ofrecer productos de alta calidad que pueden ser preparados con mucha rapidez y sin necesidad de una mano experta. La tecnología que QUALITYFRY desarrolla permite freír hasta dos productos al mismo tiempo y en el mismo aceite en menos de 3 minutos, sin mezcla de sabores y de manera totalmente automática.

Los gastroempresarios deben ser conscientes de que la inversión en equipamiento de hostelería tecnológicamente avanzado, les permitirá dar un paso más allá en el negocio de la restauración, elaborando una carta y ofreciendo un servicio que se ajuste a las necesidades de sus clientes. Clientes que armados con sus teléfonos móviles, con apps como foursquare, wikitapas, mytable, eltenedor, entre muchas otras, exigen cada vez más rapidez, originalidad y alimentación sana a precios moderados.

Con la FAST CHEF ELITE se pueden elaborar una gran variedad de platos tradicionales y de estilo mediterráneo, gracias a sus 8 programas de fritura y tres diferentes modos de freír – en raciones individuales, proceso continuo y pochado. También se adapta a la preparación de los habituales y apetecibles platos más demandados en verano, sobre todo por los más pequeños, como hamburguesas, hot dogs o patatas fritas, consiguiendo una textura crujiente, matices gastronómicamente atractivos y sobre todo, una fritura no grasa.

El sistema de escurrido de la FAST CHEF ELITE -con el que se reduce la cantidad de aceite absorbido durante el proceso de fritura-, es una característica difícil de imitar en una freidora convencional. Además, la técnica de fritura por inmersión que utiliza esta FAST CHEF -con tiempos de cocina realmente cortos, en los que se reduce el contacto con el aceite-, permite conservar todo el valor nutritivo de los alimentos, resultando una fritura saludable, no grasa, apreciada por los clientes más exigentes.

El sol del verano nos trae una oportunidad de repensar y renovar nuestro negocio de restauración. ¿Os subís al tren del crecimiento?

*Federación Española de Hostelería y Restauración

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *