franquicia de restauración_oportunidad de negocio

La franquicia de restauración está de moda. La necesidad de autoempleo, en un contexto económico adverso, las buenas cifras de crecimiento (12,8%) y de facturación en 2013 y los prometedores pronósticos en 2014,  así como la aparición de oportunidades de negocio para marcas en segmentos de inversión reducida, como los modelos de comida rápida, tapas y cervecerías, modelos de ticket medio bajo y low cost, han animado a los gastroemprendedores. Las principales consultoras españolas especializadas en franquicias coinciden en que el sector de la restauración es uno de los más sólidos y con más posibilidades de expansión. Están convencidas de que los modelos de restauración emergentes en nuestro mercado, algunos con marcado carácter local, seguirán ocupando en el futuro un papel central en el mundo de la franquicia en España.

El Servicio de Estudios Estadísticos de la Asociación Española de Franquicias destaca en el “Informe de la Franquicia en España 2014” -con datos cerrados a 31 de diciembre de 2013- que cada año hay más empresas que apuestan por la franquicia como modelo de negocio, produciéndose la mayor facturación por sectores en Alimentación, con un total de 9.309 millones de euros (701,8 millones más que en 2012) y en Hostelería/Fast Food, con 2.595,7 millones (123,7 millones más que en 2012).En cuanto a generación de empleo, las franquicias de Hostelería/Fast Food son unas de las que más puestos de trabajo han creado por sectores con 28.640 empleados.

modelos-de-franquicia
Tres modelos diferentes de franquicias de restauración en auge en España: La Mafia se sienta a la mesa (cocina italiana-ticket medio),Tabernas Volapié (cocina andaluza, ticket medio) y Mercado Provenzal en el modelo Low cost.

En otro reciente informe elaborado por Tormo Franchise Consulting augura buenos comportamientos para el año en curso, e indica que la restauración es un sector de actividad con un amplio futuro en la franquicia, donde coexisten marcas muy desarrolladas con marcas en fase inicial. La tendencia en 2014  será de un crecimiento más moderado en aquellas marcas donde se requiere una elevada inversión, mientras que al mismo tiempo se abrirán oportunidades para nuevos modelos que, en función de su tamaño, deberán enfocarse a crecimientos locales en sus primeras fases de implantación.

En este sentido, como creadores de la freidora automática Fast Chef Elite y de maquinaria de hostelería para locales sin salida de humos, podemos contrastar que este tipo de negocio ofrece una gran ventaja para el franquiciado, ya que facilita la tarea de encontrar establecimientos en las mejores plazas de las ciudades y, además, ahorrar costes iniciales de inversión. Los modelos de negocio como Mercado Provenzal (Premio Nacional a la Mejor Franquicia de Hostelería 2013, Tierra de Bellotas, el Colmadito o Telepincho, que incluyen locales  sin salida de humos, demuestran con su éxito la viabilidad de este formato.

Triunfa la comida rápida y la restauración informal

Dentro del amplio sector de la restauración, las franquicias dedicadas a la comida rápida o informal crecieron el pasado año hasta un 5,4%, y se prevé como un modelo de negocio que mantendrá su ventaja competitiva en 2014.Más allá de los conocidos gigantes del  Fast Food, la comida rápida en franquicia, está experimentando nuevos conceptos de negocio que tratan de “reinventar” productos tradicionales como bocadillos y tapas y adaptarlos a los procedimientos operativos propios del fast food. O la inversa, transformar productos propios de la comida rápida como hamburguesas, hot dogs o pizzas en una oferta culinaria sugerente y de alta calidad a precios moderados. La calidad del producto es, ambos casos, una de las claves del éxito de este tipo de cadenas de franquicias, si bien también es importante la capacidad de atracción de la imagen de marca, distinta y singular, dando gran valor al diseño de interiores y decoración de los locales. Un ejemplo de ellos es La Piemontesa (cocina italiana de ticket medio con una gran puesta en escena) y Tabernas Volapié, un concepto de restauración con sabor gaditano, influenciado por una tradición jerezana, que recupera las esencias que han marcado esta tierra como el mundo del toro y el flamenco.

Los modelos nacionales triunfan ante los  foráneos. Las enseñas de origen español en el cómputo global por sectores alcanzan un 85,3%, en relación con las enseñas extranjeras. En el ámbito de la restauración, los modelos nacionales de cocina rápida o informal como 100 Montaditos, La Sureña o Tabernas Lizarrán, han conseguido establecer una referencia local encontrando fórmulas propias para el éxito.

Iniciar un negocio a través de una marca que ya está posicionada supone una gran ventaja, pero no es la única. La franquicia tiene definido un modelo de negocio y un know-how que el franquiciado adopta. Ese modelo está respaldado por unos resultados que, aunque no garantizan al 100% el éxito, constituyen una referencia de cuál puede ser la evolución del negocio en el que hemos invertido. Pros y contras acompañan al sistema de franquiciado en España, pero al parecer en el sector de la restauración, van ganando los primeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *