Fast Chef Elite tiene un avanzado sistema de filtros que consigue que el consumo de aceite disminuya. Además, evita la pérdida de temperatura, por lo que el gasto eléctrico se reduce en más de un 50% con respecto a una freidora tradicional.

AHORRO DE ACEITE. Su avanzado sistema de filtros hace que el consumo de aceite disminuya, ya que es una máquina cerrada y compacta que no deja pasar luz ni oxígeno.

AHORRO DE ELECTRICIDAD. Al freír en menos tiempo, y evitando la pérdida de temperatura del aceite, el gasto eléctrico se reduce en más de un 50% con respecto a una freidora tradicional.

AHORRO DE PRODUCTOS. La amortización de tiempos hace que el producto salga siempre a punto, crujiente por fuera y tierno por dentro, sin desperdiciar ninguna ración.

AHORRO DE PERSONAL. Esta tecnología permite que una sola persona controle todo el proceso. Únicamente necesita pulsar un botón y recoger el producto listo para servir.