Hoy se celebra el Día mundial de la Tapa,  esas pequeñas cantidades de comida que se sirven en los bares para acompañar a la bebida y sin las cuales es imposible entender la gastronomía española.

Las tapas son una tradición culinaria muy arraigada y tan antigua que algunos datan su origen en tiempos del Rey Alfonso X el Sabio. El Rey sabio prescribió que el vaso de vino se sirviera tapado con una rodaja de fiambre, o una loncha de jamón o queso, que tenía dos finalidades: evitar que cayeran impurezas en el vino y facilitar al cliente acompañar con un alimento sólido el consumo de la bebida alcohólica. Las tapas de fritura se integraron perfectamente a este estilo de vida y ocio ya que permitían ser consumidas a pie de barra, en ocasiones sin cubiertos, y  su preparación era rápida e higiénica.

Actualmente, la fritura forma parte esencial del universo culinario de las tapas. Las tapas basadas en la cocina de fritura han aportado dentro de la cocina informal o casual food nuevas experiencias gastronómicas y nuevos sabores, ampliando la carta de bares y restaurantes con platos que atraen a nuevos consumidores. Del lejano Oriente hasta Sudamérica, las recetas de fritura se han convertido en una apuesta segura, siendo cada vez más entendida su relación con la Dieta Mediterránea.

En términos de negocio, los fritos también son una gran oportunidad. Los productos fritos son de los más rentables para los negocios de restauración. El margen existente entre el coste de la materia prima y el precio de venta de las raciones es considerable. Los productos fritos tienen márgenes muy altos de beneficio y al insertarse dentro de los nuevos formatos de negocio de comida rápida de calidad (fast good), entre ellos los bares de tapas, pueden llegar a marcar una gran diferencia.

dia_tapa_2016.005

Conseguir una fritura crujiente y sana dentro del ritmo trepidante de los negocios de tapas es un gran reto para los empresarios. En este sentido, el uso de una freidora avanzada tecnológicamente como Fast Chef Elite que garantiza el control de la calidad de la fritura, es fundamental para satisfacer a los clientes más exigentes.

La fritura sana es una prioridad en el mundo del tapeo. La selección adecuada, en un entorno profesional, de una freidora automática que realice fritura por inmersión** es fundamental para conseguir un producto sin grasa y de gran sabor.

Las tapas españolas triunfan aquí y en el resto del mundo. Nuestros chef más internacionales abren bares de tapas en Londres, Nueva York y Tokio con gran éxito. Las tapas de alguna forma reflejan una cultura que trabaja para posicionarse fuera de sus fronteras con una imagen de creatividad, diversidad y desarrollo. Larga vida a las tapas de frituras.

 


**Consiste en cocinar un alimento sumergiéndolo en una grasa caliente, por lo general aceite. El aceite sirve como medio intercambiador de calor que se transfiere al alimento. El calor funde la grasa y convierte el agua del alimento en vapor. Este vapor se desplaza del interior al exterior del alimento y finalmente al aceitee. LLa fritura por inmersión es menos agresiva que otras técnicas culinarias, ya que logra mantener todo el valor nutritivo de los alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *