Después varios años de experiencia y consolidación en el mercado español, el sistema de franquicias en el sector de la restauración se expande hacia territorios de innovación y rentabilidad, muy atractivos para los gastroempresarios e inversores. Desde los modelos basados en bocadillos hasta las panaderías de nuevo cuño o bakery café, han conseguido un valor diferencial basado la relación calidad-precio, en un momento de la economía en el que es posible servir un producto sano y natural a partir de 3 euros.

Dos factores han revolucionado el antiguo modelo de franquicias de restauración rápida: la utilización de ingredientes de primera calidad en un servicio con precios muy ajustados y la preparación de alimentos en el momento, a la vista del cliente. Una maquinaria de hostelería avanzada tecnológicamente, diseñada para desarrollar una cocina sin humos ni olores, ha sido clave para extender esta oportunidad empresarial. La freidora Fast Chef Elite, instalada en muchos locales franquiciados, ha demostrado que una inversión adecuada reduce los márgenes de riesgo que conlleva la puesta en marcha de negocios con estas características.

Con ratios de rentabilidad muy altos y un periodo de recuperación de la inversión estimado entre 5 y 7 meses (vendiendo solamente 15 raciones diarias), la Fast Chef Elite se ha revelado como una herramienta de trabajo fundamental en las franquicias de restauración. Esta máquina automática permite ampliar la carta con productos fritos, incrementando así la el volumen de negocio y los márgenes de beneficio.

La Fast Chef participa también de la apertura de nuevas líneas de negocio. La exitosa franquicia Más Q Menos que se ha estrenado recientemente en la plataforma online de comida a domicilio Just Eat, ha utilizado esta freidora para ampliar su carta de especialidades con fritura mediterránea y tapas calientes.

Ventajas de una freidora rentable en la franquicia

La freidora automática Fast Chef Elite da soporte a modelos de negocios basados en el servicio rápido, la buena relación calidad-precio y una carta que permite captar un amplio perfil de clientes. El pasado año, los locales con Fast Chef, en su mayoría franquiciados, aumentaron su facturación entre un 30 y un 40%.

Con esta máquina se puede diversificar la carta más allá de las clásicas raciones de fritos. Es posible diseñar una oferta de platos salados o dulces, según el servicio que se necesite (desayunos, aperitivos, meriendas, tapeos, comidas o cenas informales),que incentive el consumo de bebidas y que encaje en los gustos de diferentes tipos de clientes.

Más Q Menos ha utilizado la freidora FAST CHEF ELITE para ampliar su carta de especialidades con fritura mediterránea y tapas calientes.

 

El ahorro de costes es otro factor clave. El coste eléctrico de operación se reduce a la mitad del empleado con una freidora tradicional. Es una máquina cerrada y compacta que no deja pasar luz y apenas oxígeno, lo que permite que el aceite dure mucho más.

Por otra parte, se amplía el servicio, pero no los gastos en personal. No se precisan más empleados para utilizar esta freidora automática, que ejecuta, con sólo apretar un botón, 8 programas de fritura y tres diferentes modos de freír – en raciones individuales, proceso continuo y pochado -, consiguiendo un mismo estándar de calidad de fritura en todos los locales de la enseña.

Las franquicias de hostelería y restauración están en buen momento. Engloban, junto a los sectores de Moda y Servicios Especializados, el 34 % del total de marcas de franquicias en España. Sólo en la actividad de Hostelería/Fast Food se facturó en 2014 más de 2.600 millones (8,4 millones más que en 2013)*.

Pero este modelo de negocio no sólo funciona para grandes empresas inversoras. En el contexto de la crisis económica, la franquicia ha dado una oportunidad para emprendedores en busca de autoempleo, cuyo objetivo es dirigir un negocio de hostelería de fácil gestión con el apoyo permanente de la central franquiciadora.

La gestión correcta de los recursos y el apoyo de maquinaria de hostelería que aporte rentabilidad, como la freidora Fast Chef, es un factor clave para entrar en un sector con buenas perspectivas y con amplio recorrido en la cultura española. El emprendedor sabe que invertirá en un modelo de negocio con muchas posibilidades de éxito.

 

*Informe La Franquicia en España 2015. Asociación Española de Franquiciadores (AEF) 

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *