El modelo gastrobar ha “democratizado” la cocina de alto nivel, ofreciendo en formato de tapas y a precios razonables lo mejor de la cocina española. En QUALITYFRY ofrecemos 5 consejos a la hora de montar este tipo de negocio.

Los gastrobares nacieron en plena crisis económica como una suerte de “prêt à porter” que buscaba acercar la alta cocina a todos los bolsillos. Esta iniciativa gastronómica – llamada así por el crítico gastronómico José Carlos Capel en un artículo sobre el recién abierto “Estado Puro” de Paco Roncero- se extendió como la pólvora y en pocos meses chefs con Estrella Michelin como Quique Dacosta, Albert Adriá, Dani García, Carles Abellán… estaban al frente de barras donde se servían tapas de autor a precios asequibles.

Lo que en un inicio fue una estrategia de sobrevivencia se ha consolidado como una línea emergente de negocio que ha conquistado el corazón de las grandes ciudades. El gastrobar ha convertido el bar de tapas y las barras de toda la vida en un espacio de innovación gastronómica en la que se emplean las mejores materias primas y las técnicas de vanguardia en cocina.

Casi diez años después, el concepto de gastrobar ha pasado de estar promovido por reconocidos chefs que querían presentar sus platos más emblemáticos en formatos y precios más populares, a consolidarse como línea de negocio que responde a las nuevas tendencias en el consumo y en la que nuevos chefs graduados de las escuelas de hostelería y formados en las grandes cocinas consiguen su espacio en el sector hostelero.

Como se verifica en diferentes estudios sobre tendencias del sector hostelero, crear elementos diferenciales con respecto a la competencia y mejorar la experiencia del cliente son dos factores decisivos para el crecimiento de cualquier negocio. Los gastrobares buscan sorprender al cliente con elaboraciones esmeradas, producto de proximidad, creaciones llenas de sabor donde no faltan las combinaciones atrevidas y una cuidada selección de cervezas, vinos y cócteles.

Como colaboradores y partners de bares y restaurantes…  ¿Qué consejos podemos dar los empresarios que se animan a montar un gastrobar?
  1. No olvidéis la tradición

Gastrobares de éxito con especialidades en croquetas, bacalao al pilpil, alcachofas o tortillas de patatas han demostrado que las recetas tradicionales siguen funcionando. Se espera la mezcla, la fusión con sabores de otras culturas, las texturas sugerentes pero manteniendo la cocina con raíces. El recetario tradicional de la cocina mediterránea con gran presencia de platos de fritura nunca falla.

  1. Sé sostenible

Apostar por el compromiso con el medio ambiente te permitirá sobresalir entre la competencia. La transparencia en los procesos es cada vez más importante para el consumidor. El cliente valora la calidad de los productos locales y de proximidad y también las formas en la que se elaboran los alimentos. En QUALITYFRY hemos desarrollado una línea de maquinaria eficiente y sostenible para hostelería con gran aceptación en el mercado HORECA así como importantes reconocimientos nacionales e internacionales.

  1. Cocina saludable

Es una tendencia que ha llegado para quedarse. No hay vuelta atrás. Y en 2018 se prevé que se extienda en muchos formatos de nuevos negocios. Introducir en la carta superalimentos con gran cantidad de vitaminas o proteínas beneficiosas para el organismo y mejorar el compromiso con las personas alérgicas o con intolerancias alimenticias son elementos a tener muy en cuenta. En el caso de los productos de fritura, según nuestra experiencia con Fast Chef Elite, el cliente valora de forma positiva la posibilidad de degustar platos de fritura sana, sin grasa, que conserva los valores nutricionales del producto.

  1. Menos es más en el gastrobar

Para montar un gastrobar se opta por locales pequeños, singulares, con cocina vista, cartas no muy extensas que cambian con cierta regularidad y en la que se introducen “platos piloto”. En cocina se debe elegir maquinaria compacta facilite la automatización de los procesos de cocina con un pequeño equipo de trabajo. Los platos deben servirse de forma rápida, la dinámica del local es una de las claves de este negocio de tapeo.

  1. Mejora la experiencia del cliente

Ofrecer facilidades digitales para realizar la reserva, para dejar opiniones sobre el servicio hasta disponer de servicios de take away  y delivery (o el reparto a domicilio)  son valores añadidos en el negocio gastrobar. El cliente y el producto son dos centros sobre los que orbitan todos elementos que han contribuido al éxito y al rápido crecimiento que ha tenido este modelo de negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *